5 de diciembre de 2009

Elecciones Honduras (Generales anticipadas)


Honduras cierra en falso la crisis institucional

Porfirio Lobo, también conocido como Pepe Lobo, ha cosechado una clara victoria en las elecciones presidenciales celebradas el pasado domingo en Honduras, un complicado proceso en el que habría votado el 62% de censo electoral, ocho puntos por encima del 54% registrado en los comicios de 2005 que dieron como ganador al presidente derrocado Manuel Zelaya.

Pepe Lobo, candidato del Partido Nacional de Honduras, PNH y profesor universitario, además de agricultor y ganadero, de 61 años de edad, casado y con 11 hijos, obtenía el 55,9% de los votos, frente al 38,2% que contabilizó Elvin Santos, del Partido Liberal de Honduras, PLH, compañero de filas de Manuel Zelaya, quien fuera investido presidente el 27 de enero de 2006 y depuesto el 28 de junio de este año, y del golpista Roberto Micheletti, actual presidente de facto que permanecerá en el cargo hasta la toma de posesión de Lobo.

Otros tres contendientes participaron en la carrera presidencial. Bernard Martínez del Partido de Innovación y Unidad, PINU, que sumaba el 2,2% de los votos, Felícito Ávila de la formación Democracia Cristiana, DC, que conseguía el 1,9% de los sufragios y César Ham de la Unificación Democrática, UD, que se anotaba el 1,8% de las papeletas.

Saúl Escobar, presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE) apoyó en el voto masivo y cívico de los hondureños la veracidad de un proceso al que centenares de observadores internacionales, entre lo que no se encontraban supervisores de la ONU ni de la UE ni de la Organización de Estados Americanos (OEA), respondieron con aplausos de admiración hacia los miembros del TSE.

El magistrado Enrique Ortez apeló a la obligación que tiene la comunidad internacional de reconocer los resultados al grito de “¡Viva la democracia, viva la democracia y viva la democracia!” y su colega David Matamoros no dudo en calificar las elecciones como las más transparentes, honestas y más votadas de la historia de Honduras.

Los gobiernos de Brasil, Ecuador, Venezuela, Argentina, Paraguay y Guatemala anunciaron que desconocerán los resultados de las elecciones, mientras que sí las respaldaron Costa Rica, Perú, Panamá y Colombia, junto con EE.UU, Japón, Alemania e Italia. México no se pronunció y España, a través del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, afirmó que el gobierno “no reconoce las elecciones, pero tampoco las ignora”.

El Frente de Resistencia contra el golpe de Estado, que mantuvo movilizaciones populares desde el día del derrocamiento, anunció este jueves que daba por finalizada la lucha emprendida para restituir a Zelaya, quien permanece refugiado en la embajada brasileña de Tegucigalpa cercado por el ejército.

Las opciones para que el depuesto presidente pueda volver al poder han quedado definitivamente frustradas, tras la votación en contra de 111 diputados del Congreso Nacional, todavía en vigor, y el voto favorable de tan sólo 14 parlamentarios.

El escrutinio para dar a conocer los nombres de los 128 diputados que integrarán el nuevo parlamento hondureño y la composición definitiva de las 298 corporaciones municipales, donde las proyecciones también apuntan a un abultado triunfo del PNH, se inició el pasado martes.

De acuerdo con las estimaciones del TSE, de los 4.611.211 ciudadanos habilitados para votar habrían pasado por las urnas más de 2.500.000 electores.

Con el 67% de los votos escrutados, los datos facilitados por el TSE fueron los siguientes:

Porfirio Lobo, Partido Nacional de Honduras, PNH
937.006 votos – 55,9%

Elvin Santos, Partido Liberal de Honduras, PLH
639.481 votos – 38,2%

Bernard Martínez, Partido de Innovación y Unidad, PINU,
37.029 votos – 2,2%

Felícito Ávila, Democracia Cristiana, DC,
32.113 votos – 1,9%

César Ham, Unificación Democrática, UD
30.334 votos – 1,8%